Entrevistamos a Fernando Moroy

¿Cuál es el entorno en el que se necesita hablar de valoración de Startups?

En principio aunque emprendimiento y financiación son dos conceptos diferentes, es muy lógico que en el proceso de crecimiento de una empresa de reciente creación, una Startup,  vaya a necesitar instrumentos de financiación.

Como en esas fases tempranas los instrumentos de financiación probablemente no van a poder ser en deuda, sino que monetariamente van a ser en capital, en equity, y de inversores privados, de inversores terceros, de supuestos Business Angels, la contraprestación de esa financiación requerirá necesariamente un porcentaje del capital y por ello nos veremos de alguna manera abocados a obtener una valoración de la empresa, de la startup.

¿Por qué es un tema importante en la relación entre el emprendedor e inversor?

Creemos que es una relación importante. Relación que debería ser mutuamente satisfactoria y que realmente recoja la contraprestación de valor para ambas partes.

Por una parte el inversor privado, el Business Angels, que va a hacer una aportación de Equity, la aportación de capital, para que la empresa pueda seguir avanzando en su proceso de expansión. Lógicamente a cambio requiere un adecuado porcentaje del capital de la Startup.

Y por otra parte, los emprendedores también deben ceder un porcentaje del capital que realmente recoja el valor de la Startup en ese momento.

Hay que tener cuidado porque es posible, y sería lo interesante, que la startup en su crecimiento necesite nuevas rondas de financiación y que por tanto de alguna manera los emprendedores entiendan que el porcentaje que van a ceder en cada ronda sea el adecuado para que sigan conservando una posición Interesante de control y de propiedad. Por tanto tiene que ser una relación que debe ser mutuamente satisfactoria. Nuestra experiencia en aquellas rondas donde una de las partes se siente que ha obtenido un porcentaje de capital  mayor o menor que los emprendedores, por tanto de forma asimétrica, al final esa relación se deteriora.

¿Cuáles son los elementos críticos/diferenciales en la valoración de Startups frente a una valoración convencional?

La valoración tradicional tiene sentido para empresas que tienen flujos de caja estabilizados, donde de alguna manera los niveles de predictibilidad y de proyecciones de esos flujos de caja son conocidos.

Una startup se caracteriza porque en los primeros años, imaginemos  igual que hasta el segundo año de vida no tiene un beneficio bruto de explotación ebitda positivo. Por tanto de alguna manera  proyectar   flujos de caja como herramienta única es una metodología que se nos queda insuficiente, que se nos queda corta. Las metodologías que utilizamos en valoración de Startups no son exclusivamente temas relacionados con flujos de caja sino que incluimos algunas otras, hoy en día asumidas por el mercado: Método del Venture Capìtal, del First Chicago que recogen sus particularidades.

¿Los diversos métodos de valoración de Startups son infalibles y garantizan una extacta y absoluta valoración correcta de las Startups?

No. Partiendo de la base que probablemente eso ni siquiera en empresas de largo recorrido. Como decía Machado “Sólo un necio confundiría valor y precio”. De alguna manera  las herramientas de valoración tanto en empresas  de flujos estabilizados como en empresas de reciente creación-Startups nos sirven para fijar rangos. Para fijar rangos de alguna manera lo más  acotado  posible en la que ambos, inversor y emprendedor, se sientan cómodos con esa prestación que hacen. Lo que solemos hacer a veces son ciertas medias de las diferentes herramientas. Pero sobre todo no nos olvidemos que al final la valoración siempre está supeditada a la verdadera voluntad entre el comprador y el vendedor de querer realizar la transacción.

¿Por qué es necesario que emprendedores e inversores tengan un adecuado conocimiento de la valoración de sus Startups o en la que va a invertir?

Creemos que es un elemento importante en el proceso de crecimiento y financiación de una Startup si afortunadamente todo evoluciona bien. Nosotros tenemos un cierto sentido antropomórfico de las empresas:

Las empresas nacen, crecen, se desarrollan y ojala no mueran

Cada una de esas fases probablemente va a necesitar herramientas e importes de financiación adecuados a esa fase. Es importate que tanto el inversor, el aportante de esos fondos, como el emprendedor que cede ese porcentaje equity como dije anteriormente se sientan realmente confortables y que esa relación de cara al futuro sea importante.

Hay que pensar que en una startaup que tenga una vida exitosa puede acabar de media, incluso antes de una operación corporativa, una salida a  bolsa, con dos, tres o cuatro rondas de financiación. Desde la Finanaciación inicial de Business Angels, a lo mejor una serie A, una serie B,…

Es importante que ambos estén sensibilizados sobre el valor que de alguna manera están aportándose uno al otro de cara al objetivo final de la Startup.

Si quieres profundizar sobre estas herramientas inscríbete en nuestro seminario sobre “Valoración de empresas en fases tempranas – Startups